The Materials of Dianetics and Scientology — An Introduction

Los Materiales de Dianética y Scientology
Introducción

Somos muy ricos en materiales, en resultados y en el potencial futuro. En nuestras épocas más duras, hemos persistido. Hacia nuestras épocas más brillantes, nos estamos expandiendo.
– L. Ronald Hubbard

En cumplimiento de esas palabras, y de una manera bastante literal, llegó la Edad de Oro del Conocimiento.Esta se basa en el hecho de que el Puente de Scientology esta compuesto de entrenamiento, auditación y conocimiento, de los cuales el conocimiento es lo más destacable. Además está basado en el hecho de que Scientology está compuesta de materiales que representan una ruta de investigación y desarrollo en orden cronológico. Pero sólo con una porción de esos materiales previamente disponibles, los Scientologists no poseían ninguna ruta para entender por completo ese camino. En verdad, no había modo de lograr siquiera una comprensión de cómo se relacionaban los diversos materiales con los demás materiales; cómo se relacionaban los libros con las conferencias, o cómo se relacionaba una serie de conferencias con otra. Luego, tampoco había modo de diferenciar entre los diversos conjuntos de materiales; entre las conferencias para el público en general o las conferencias dirigidas a los auditores profesionales.

Así pues, los Scientologists se fueron quedando con lo que L. Ronald Hubbard describió en forma adecuada como una “estrecha mira ” de Scientology, una mira que descuidaba los materiales más significativos.

Y así llegó lo que él había aconsejado durante mucho tiempo en la forma de una Guía de Materiales para una visión que lo abarca todo.

Es expresamente lo que el título implica: una guía de gran amplitud para los materiales de Dianética y Scientology; lo que cada uno de esos materiales representa en sí mismo y cómo se relacionan unos con otros. En ese sentido, La Guía de Materiales fue en verdad la clave para comprender la trama y urdimbre de los materiales del Sr. Hubbard y también el fondo contra el cual se desplegó la Edad de Oro del Conocimiento.

En su totalidad, la Edad de Oro del Conocimiento constituye el programa individual más prolongado e incluyente en la historia de Scientology: más de 25 años de investigación, recuperación, restauración y verificación coordinadas. Se incluyeron proyectos para localizar todos los manuscritos y conferencias grabadas de L. Ronald Hubbard en existencia; que a su vez, se tuvieron que buscar en todos los lugares donde escribió e impartió conferencias. También, en nombre de la Edad de Oro del Conocimiento, hubo un proyecto de dos millones de horas de trabajo-hombre para asegurar la pureza de los materiales: que se corrigieran los errores de transcripción en publicaciones y libros dictados, que se borraran las adiciones editoriales y que cada página en verdad fuera fiel al original... hasta la última coma. Aunque sea sólo para dar el ejemplo más sencillo de esto: muy aparte de la puntuación alterada y el texto confuso insertado por los estenógrafos, un escrutinio meticuloso reveló pasajes completos omitidos en los Libros Fundamentales de Scientology y secuencias enteras de capítulos invertidas. En consecuencia, y sin importar qué tan cuidadosamente se estudiaran esos libros (aclaración de palabras, demostración de conceptos) la comprensión conceptual plena era imposible.

Había substancialmente más. Mucho más allá de los desafíos de la verificación de texto, se presentaban problemas aparentemente insuperables de restauración de cintas grabadas. En particular, entre las 3,000 conferencias impartidas por el señor Hubbard de 1950 en adelante, había numerosas grabaciones en cintas deterioradas y frágiles discos fonográficos de los que no se sabía nada desde que las impartió originalmente.

Además, cualquier intento de copiar esas grabaciones amenazaba con destruir toda la conferencia. También había grabaciones cargadas con interferencias electrónicas: siseos, crujidos, chasquidos y estática, dejando pasajes enteros prácticamente indescifrables. En consecuencia, más de una serie de conferencias estaban revueltas, lo que en sí mismo obscurecía la ruta de investigación y desarrollo del señor Hubbard.

En respuesta, y que sólo fue posible cuando los ingenieros del proyecto llevaron la tecnología digital del siglo XXI al máximo de su capacidad, llegó la plena restauración de la biblioteca de conferencias de L. Ronald Hubbard. Plena tonalidad, plena claridad, detalladas transcripciones y glosarios de las conferencias, incluso igualando el ambiente de las salas donde el Sr. Hubbard impartió las conferencias; todo esto ahora ha vuelto a la vida en la Edad de Oro del Conocimiento.

Con el legado completo de los materiales del señor Hubbard a la mano, llegó igualmente la monumental tarea de hacer que estos materiales estén disponibles a nivel global. Esto demostró ser igualmente una tarea desalentadora, ya que ninguna empresa convencional de publicaciones, impresión o fabricación de discos compactos podría satisfacer la demanda; no con 3,000 conferencias individuales en la biblioteca y un catálogo de libros del Sr. Hubbard para lectores en cualquiera de los 50 idiomas. Verdaderamente, requirió de hecho una estrategia completamente original de impresión, prensado y distribución. Ahora esa estrategia está materializada en las instalaciones editoriales digitales más grandes del mundo: Bridge Publications en Los Ángeles y New Era Publications en Copenhague, propiedad de la Iglesia de Scientology. Coordinadamente, esas organizaciones proporcionan libros y conferencias a escala verdaderamente universal (ya sea 500 ejemplares para una comunidad de Scientology que está emergiendo o muchos millones para las Américas). En consecuencia, en la actualidad los materiales de L. Ronald Hubbard en vietnamita o swahili, por ejemplo, se abastecen con la misma eficacia y economía que la edición en inglés de Dianética. El resultado neto: Materiales de Dianética y Scientology ahora accesibles para casi cualquiera y a un precio más bajo que incluso en 1950.

Los materiales de Dianética y Scientology representan, ambos, la base del Puente a la Libertad Total y la totalidad del conocimiento necesario para la libertad. También significan el triunfo de la Tecnología del señor Hubbard y todos los porqués y razones de su desarrollo técnico. Entonces también (y esto es un triunfo en sí mismo), ahora posees la totalidad de estos materiales y ellos literalmente revelan los secretos de este universo para toda la eternidad. En consecuencia, todo lo que queda es que cumplamos estas palabras de L. Ronald Hubbard:

Hay panoramas nunca antes soñados, hay alegrías nunca antes conocidas, hay glorias que ninguna gloria pasada supera. Todo esto les espera, pero sólo si aceptan mi legado y ayudan a hacer que todo esto se logre. —L. Ronald Hubbard